La inmensa columna de humo que invadió el país parece no haber sido suficiente para algunas personas.

Sin ninguna vergüenza, personas en el barrio Ñu Porá de San Lorenzo quemaron neumáticos, creando una humareda tóxica que volvió a teñir el cielo de negro en dicha localidad.

Según una denuncia ciudadana publicada por la activista Sylvia Villalba de Defensores de San Lorenzo, los neumáticos fueron traídos desde una gomería del barrio Calle’í para su  posterior quema. También comentaron que suelen tirarlos al arroyo San Lorenzo.

Muchos crímenes ambientales son perpetrados diariamente en la ciudad universitaria, ante la vista gorda de las autoridades.